Durante los últimos años, el sector retail tradicional ha tenido y debe adaptarse a un gran reto: persuadir y convencer al nuevo